¿Qué es la fidelización y por qué es tan importante?

La fidelización de clientes no es más que la acción que te ayudará, mediante el uso de diferentes estrategias, a que las personas que hayan consumido alguna vez tus productos o servicios, te sigan comprando y se conviertan en clientes habituales. Suena bastante bien, ¿no? Bueno, para lograrlo necesitas desarrollar una relación de confianza entre tu marca y las y los clientes a largo plazo, esto partir de experiencias e interacciones.

Las empresas normalmente enfocan su atención y presupuesto en estrategias para conseguir clientes nuevos, sólo el 18% se centra en retener al público ganado. Y considerando que conseguir fidelización de clientes cuesta 5 veces menos que obtener nuevos, creo que deberían reconsiderarlo.

Actualmente muchos negocios están enfrentando una gran crisis, sobre todo las pequeñas y medianas empresas, así que una opción para aprovechar al máximo su presupuesto sería enfocar sus campañas a la fidelización de sus clientes. Pero si eres nuevo en estos temas y no sabes cómo empezar, no te preocupes porque en la nota de hoy te voy a compartir información suficiente para que terminando de leerme, comiences a trabajar en tu próxima estrategia. 

¡Empezamos!

¿Por qué es importante la fidelización?

Ya definimos brevemente lo qué es la fidelización, pero a continuación te voy a explicar las razones por las que la deberías tomar en cuenta y qué beneficios tiene.

  1. Ventas para mismos clientes.

Una persona que se considera cliente habitual, va a comprar tu producto las veces que sea necesario sin tener que buscar más opciones en el mercado. Sabe que tu marca tiene todo lo que soluciona sus problemas y está satisfecho con el resultado, entonces ¿por qué irte hacía lo desconocido? Mejor invierte en una mejor experiencia para todos los que ya conocen tu negocio y lo prefieren.

2. Recomendaciones.

Tus clientes fidelizados cuentan con un gran potencial de ventas, ¿por qué? Porque al tener una buena experiencia con tu negocio, no dudará en recomendarte para que todas las personas cercanas a ellos disfruten los beneficios también. Esto es conocido como marketing de referidos.

3. Ingresos predecibles.

Al momento de tener clientes habituales, existe una amplia probabilidad de percibir ingresos predecibles. Esto lo puedes lograr a partir del comportamiento de dichos clientes, es decir, qué tan frecuentes son sus compras, cuánto dinero gastan en tu negocio, y cuántas recomendaciones hacen.

4. Mejora continua.

La fidelización se logra mediante el desarrollo de una relación estrecha entre la marca y las/los clientes, esto les permite recibir opiniones o sugerencias para mejorar en servicio, calidad o más. Contar con los comentarios de las personas que consumen constantemente nuestros productos, es muy valioso ya que son ellos quienes viven la experiencia directamente.

Ya te compartí algunas razones por las que la fidelización es un proceso importante en el que la mayoría de las empresas no pone atención y a pesar de su gran relevancia. Si tu estás comenzando, no estaría de más que lo intentaras, estoy segura de que los resultados serán satisfactorios, por eso a continuación te voy a compartir algunos consejos para que comiences.

¿Cómo implemento la fidelización?

  1. Servicio al cliente.

El servicio al cliente es un paso clave para la fidelización y muchas empresas no prestan atención a eso. En situaciones como en las que nos encontramos actualmente resulta fundamental prestar una excelente atención, de lo contrario los clientes se irán y tu marca quedará con una pésima imagen.

Así que si buscas sobresalir, debes capacitar a tu equipo de trabajo para que sepa cómo tratar a las y los clientes correctamente. Además es mejor si lo adaptas a diferentes canales o plataformas, como teléfono, correo, redes sociales, sitio web, chatbots, etc.

  • Personalización.

Una gran estrategia es invertir en personalización. A todos nos gusta sentirnos especiales y si la marca que nos gusta y consumimos habitualmente “nos ubica” será la mejor experiencia. Así que trata de utilizar los datos de tus clientes a tu favor, de esa manera la relación con ellos será más estrecha, se humanizará tu marca y los resultados será gratificantes.

  • Social listening.

Presta atención a lo que dicen tus clientes sobre ti, qué les hace falta, qué puedes mejorar, ¿están satisfechos o no? Estos lo puedes lograr a partir de entrevistas, encuestas, sentimient en redes sociales.

  • Programas de fidelización.

Elabora planes de fidelización para que tus clientes obtengan beneficios. Un ejemplo es el sistema de puntos, que les permite intercambiar los puntos por alguna recompensa, o descuentos después de cierto número de compras, etc.

  • Seguimiento.

La relación entre marca y cliente no termina cuando se realiza la compra, al contrario, ahí empieza tu labor como negocio para fidelizarlo. Debes darle seguimiento y asegurarte de que el cliente aproveche al máximo tu producto, para esto puedes enviarle tutoriales, consejos de uso, creación de contenido educativo en redes, y más.

Ahora que ya cuentas con la información suficiente sobre esta estrategia, pon manos a la obra e intenta implementarla en tu próxima campaña. Cuéntanos qué resultados obtuviste o si tuviste algún problema para ejecutarla, te leeremos en los comentarios.

Open chat
¡Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?