Objetivos SMART, ¿Qué son?

Hemos hablado de lo importante que resulta definir tus objetivos antes de comenzar a crear alguna estrategia, ¿recuerdas? Pero sabemos que es una de las “tareas” más complicadas para la mayoría de nuestros clientes, ya que, en ocasiones les es difícil identificarlos.

Por esa razón es que el artículo de esta semana queremos hablarte sobre qué son los objetivos SMART, para qué sirven y cómo determinarlos. Debemos tener en cuenta que siempre que se trate de crear o desarrollar alguna meta, será necesario ubicarnos en nuestra realidad porque de lo contrario se volverán inalcanzables y eso es lo menos que queremos, ¿cierto?

Los objetivos en general son los fines o metas a las que se quiere llegar, es lo que nos impulsa a tomar decisiones. Determinan las prioridades de un equipo, empresa o negocio, nos permiten medir los resultados y de alguna manera guiarnos para el crecimiento.

El término SMART se trata de un acrónimo que hace referencia a 5 características con las que cada objetivo deberá contar para ser más “inteligente”. Estas características son:

  • Specific (específico) ¿Qué es lo que quieres conseguir? ¿Dónde te estás enfocando?
  • Measurable (medible)  ¿Qué indicadores vas a utilizar para medir la eficiencia?
  • Attainable (alcanzable) ¿Es realista de acuerdo a la situación actual de tu empresa?
  • Relevant (relevante) ¿Aporta algún beneficio para el negocio o tus clientes?
  • Timely (en tiempo) ¿En cuánto tiempo debe conseguirse?

Ahora que ya sabes sus significado, hablaremos de cómo puedes definir los objetivos SMART de tu negocio para tu próxima estrategia. Que nunca se te olvide que al aplicarlos, debes corroborar que cumplan con cada una de las características que hemos mencionado anteriormente, ¿de acuerdo?

¿Cómo definir mis objetivos SMART?

Cuando nosotros recibimos a un nuevo cliente y hablamos sobre el tema de los objetivos, la mayoría de veces sólo nos dicen “queremos más ventas”. Pero si nos ponemos a analizar esta situación, eso realmente no es un objetivo, es simplemente una idea porque hacen falta más detalles para establecer un verdadero objetivo.

Un objetivo SMART incluye las preguntas clave: ¿qué?, ¿cómo?, ¿quiénes?, ¿es posible?, ¿cuánto?, ¿cuándo? Además debes saber que ningún objetivo se cumple al 100% de un día para otro, es un proceso que necesita de ajustes, ¿cómo vas a lograr eso? Con los indicadores, esos serán tu herramienta fundamental para analizar y optimizar la eficiencia de tu proceso tras un periodo determinado.

Lo más factible para medir los resultados es poner porcentajes de avances cada cierto tiempo, por ejemplo: tu objetivo es aumentar las visitas en tu sitio web, de 100 visitas a 1000 cada mes. Entonces puedes establecer “marcadores” cuando llegues a las 200, 400 y 800. Así podrás analizar esos avances, optimizar tus estrategias y hacer mejoras si es que algo está fallando.

Para comenzar a definirlos, primero tienes que identificar la forma en la que los usuarios interactúan con tu marca, los recursos con los que cuentas, tecnología con la que dispones, cómo funciona el sector al que perteneces, las tendencias del entorno, estudia a la competencia y cómo influye el contexto actual en el consumo. Mantenerte informado te ayudará a crear objetivos ambiciosos, pero realistas y alcanzables.

Definir el tiempo es un sinónimo de localizar porque si no lo haces, estos objetivos se quedan en simples sueños. Puedes definirlos de forma general, parcial y diaria.

Para que se entienda de mejor manera como debe verse un objetivo bien establecido, te voy a mostrar un ejemplo. Espero que te ayude y sirvan como referencia para cuando comiences a trabajar sobre los tuyos.

“Aumentar las ventas en un 20% (de 200,000 a $240,000) en los próximos 12 meses, a partir de la oferta de nuevos productos a los clientes ya existentes.”

S: Aumentar las ventas 20%

M: 20% (de 200,000 a $240,000)

A: A partir de la oferta de nuevos productos a clientes ya existentes

R: (Retención de clientes y aumentar ventas)

T: 12 meses

¡Llegó tu turno!

Recuerda que nunca es tarde para tomar cartas en el asunto y crear metas u objetivos funcionales para tu negocio. Definirlos te ayudará a mejorar tu enfoque, distribuir los recursos y obtener mejores resultados a largo plazo.

Open chat
¡Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?